Pages Navigation Menu

Entrando en Territorio del Norte

Entrando en Territorio del Norte

Cuando llegué a Australia por primera vez, me vi un poco decepcionado. ¿Dónde estaba esa tierra árida, inhóspitamente roja, llena de animales raros y un sol implacable y castigador? Al salir del aeropuerto me recibió una ciudad moderna, con mucho verde y cerca del mar. Casi idílica. (Dato del día: el territorio de Utopía descrito por Tomás Moro en su libro homónimo era muy parecido a Australia geográficamente.)

A pesar de los cuentos de animales exóticos, no había ninguno intentando matarme (o al menos no en ese momento).

Utopia

Utopia versus Australia (al revés)

 

Esta perspectiva un tanto sesgada y arbitraria de lo que era Australia se debió a una película de dibujos animados que, me he ido enterando a lo largo de los años, moldeó la imagen de este país a gran parte de una generación. Si en los ochenta la imagen la proyectó Cocodrilo Dundee, a mi generación lo hizo la película Bernardo y Bianca en Cangurolandia. Lo que nunca supe fue que ambas películas estaban situadas en el estado de Northern Territory, al centro norte del país. Solo cuando tuve la oportunidad de ir para allá, en las inmediaciones de la ciudad de Darwin, que me di cuenta que esa era la Australia que siempre había querido conocer.

Bernardo y Bianca

Bernardo y Bianca en Cangurolandia

Ahora, nunca jamás pensé que conocería un sol más duro que el de la cordillera en las alturas o el desierto de Atacama. Pero acá se fueron al chancho. No sé si será porque hay un cráter en la capa de ozono o porque la curvatura de la tierra refracta más poderosamente los rayos solares, pero el care’gallo es implacable e insaciable. Es como si estuviera intentando freírte a propósito. Y a mí, como buen bárbaro incivilizado, se me ocurrió hacer la caminata más larga el primer día (algo así como 30 kilómetros) por los alrededores de la ciudad sin gorro y con poca agua. De pura suerte llevé bloqueador; embetunarme cada veinte minutos fue lo único que me mantuvo al borde de la insolación.

Strong sun

Playa bonita, sol duro

 

Dicho esto, la región es espectacular. La cantidad de fauna (especialmente pájaros) es increíble y abunda por todos lados. La ciudad en sí es de tamaño razonable para estar en medio de la nada (127 mil habitantes, poco menos de la mitad de la población de Islandia), con algunos edificios altos primordialmente en el centro y esparcida hacia las afueras, tipo suburbio norteamericano.

Northern Territory (Territorio del Norte) es una suerte de paraíso para los amantes de las caminatas, la antropología y los pájaros. Hay 52 parques nacionales y reservas naturales en el estado, muchos de los cuales incluyen reservas con sitios y pinturas rupestres de aborígenes australianos – ¡que llevan en este país más de 50 mil años! – y alrededor de 400 especies de pájaros (alrededor de la mitad del total de especies visibles en el país). Es una región por lo general seca y árida, aunque la cota superior del estado se convierte en ciclones y diluvios veraniegos, con mucho calor y mucha humedad durante la mitad del año.

Rainbow bee-eater

Abejaruco arcoiris

El arriendo de autos es todo un negocio para los locales. Los parques nacionales y atracciones fuera de Darwin están a varios cientos de kilómetros de la ciudad, pero prácticamente todos los autos que se pueden arrendar vienen con kilómetros limitados – doscientos diarios, para ser exacto-. Esto puede parecer harto, pero se puede pasar fácilmente el doble de distancia al día recorriendo parques y sus bellezas, que están bien separados entre sí. Descubrimos que la mejor opción era arrendar una casa rodante: habían muchas buenas promociones por una semana (mientras más días, más barato sale). Así que eso hicimos, aunque salimos de la ciudad solo durante el fin de semana para visitar el parque nacional Kakadu (el más famoso de la zona).

Our campervan

Nuestra campervan

 

Ya entraremos en más detalles de los paisajes, animales y aventuras de Darwin y sus alrededores: esta no es sino una introducción. Los últimos meses han estado movidísimos, pero estamos a punto de partir nuestra larga y aventurera luna de miel, que –de todo salir bien- nos llevará por cuatro continentes y un sinnúmero de bellos paisajes que esperamos compartir más activamente a través de este blog a medida que vamos viajando.

2 Comments

  1. Me alegra cualquier cantidad leer de vuestra aventurera luna de miel. Los esperamos pronto en sudamérica.

  2. Me alegra mucho leer sobre vuestra aventurera luna de miel. Los esperamos en Chile.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *